OTRA ADOLESCENTE ASESINADA, OTRO FEMICIDIO QUE HIELA LA SANGRE.
Úrsula tenía 18 años. La mataron en Rojas y por el crimen está aprehendido su exnovio, un policía de la Bonaerense.
Hay indignación y bronca.
La familia de Úrsula venía señalando violencia y apuntan a la comisaría: aseguran que no les quisieron tomar la denuncia porque «era fin de semana».
El lunes fue tarde. Demasiado tarde.
La indignación se transformó en bronca y todo fue tensión y disturbios.

Vergonzoso. No le tomaron la denuncia porque era fin de semana. Además el Oficial de turno le dijo que no era creíble su versión así que Úrzula se retiró atemorizada. El asesino la llamó para calmar y solucionar la situación. Ella le contestó para cortar la relación. El le hizo guardia. La atropelló. La trasladó a un campo a 15 km. La bajó y la mató a puñaladas.

El Lunes ya era tarde tomarle declaración y cuidarla.

Comentarios