*ES OBSCENO E INMORAL* que en la peor crísis sanitaria que ha vivido el mundo y dónde Argentina tiene 80.000 muertos, con su sistema hospitalario colapsado por falta de inversión y con una economía destruida, la Vice Presidenta de la Nación y el Presidente de la Cámara de Diputados otorguen un aumento de sueldo de un 40%, que no solamente serán para los empleados (ya bien remunerados), sino que tambien será para todos los Legisladores Nacionales y para ellos mismos.
Es una vergüenza que se realice semejante ignominia en el peor momento de la pandemia y con miles y miles de comerciantes y pequeños empresarios fundidos y con millones de argentinos que han perdido sus trabajos.
*Miguel Rettore*

Comentarios