.

La ciudad de Feliciano no deja de sorprender.
La diputada provincial Silvia Nené Moreno, que estaría acusada por negociar impunemente con bebés recién nacidos, vuelve a atacar con sus desiciones salomónicas.

Llegaron 30 dosis de vacunas Sputnik para personal de primera línea: enfermeros, médicos, policías, choferes limpieza y administrativos de salud, etc.

Resulta que en vez de vacunar al personal afectado a primera linea, se ocuparon las dosis vacunando a la señora diputada Silvia Nené Moreno, su familia y sus amigos.
El esposo Nestor Taty Rueda y Amigos de ella como Cacho Romero y Claudia Bernardini y más de una decena más.

Claudia Bernardini era vocal en educación y directora de la casa de la mujer en feliciano.

Comentarios