OPINIÓN

DESIGNACIONES BAJO SOSPECHAS

Mi habitual costumbre es leer en el desayuno los periódicos en formato de papel, pero esta vez, en la página 6 de Diario de Paraná encuentro una nota sin firmar titulada: “La modalidad de selección de consejeros que violaría la ley” según publicó el Diario.

La leí tres veces y aun así, me costaba desconstruir todo aquello que yo ya tenía como indiscutible, como obvio. Pero me quedaban sospechas porque no podía asumir la desprolijidad, por lo que todo el fin de semana me encargué de chequear, investigar y consultar fuentes de reconocida trayectoria.

Al principio había una suerte de subestimación a la nota, pero luego de consultas varias, caí y cayeron en la cuenta que la ley le había encomendado la reglamentación y convocatoria a la Asociación de Magistrados Funcionarios Judiciales de Entre Ríos (AMFER) para cubrir los representantes del estamento judicial, pero todo indica que no se ha cumplido con el requisito que sea directo y solo funcionarios judiciales.

Es muy fuerte pensar y saber que muchos magistrados y funcionarios de nuestra provincia por no estar asociados a la AMFER no pueden elegir su representante en el estamento judicial del Consejo de la Magistratura.

Podría agregar, no solo habría un padrón solo de socios de la AMFJER para votar los consejeros del estamento judicial, sino que además, a pesar de la reciente reforma del estatuto de la AMFJER, podían ser afiliados delegados judiciales, penitenciarios, integrantes del equipo técnico interdisciplinario, sino que también mediadores, que mal que les pese, según la carta orgánica del Poder Judicial ninguno de ellos son funcionarios judiciales.

Pero no termina allí, actualmente los magistrados y funcionarios judiciales jubilados están excluidos del padrón para elegir consejeros, sean o no socios de la AMFER. Sin embargo, la ley y la Constitución habla de magistrados y funcionarios judiciales, pero nada dice que sean solo los activos, por lo que habría que pensar ¿porque no pueden elegir consejeros los magistrados y funcionarios judiciales jubilados?

¿Es difícil pensar semejante descuido de quienes la sociedad cree que habitualmente leen la ley? ¿Es difícil pensar que un funcionario judicial para participar en la elección de consejeros de la magistratura deben afiliarse, asociarse o inscribirse como socio en la AMFJER? Pensar que la destituida Fiscal Adjunta, devenida en Fiscal de mesa en las elecciones de autoridades de la AMFJER y de consejeros del Consejo de la Magistratura ha impugnado a varios electores, si es que así se puede decir, porque supuestamente no cumplía algún requisito, pero cual será ¿no tenía la cuota al día? ¿O no estaba afiliado?

A mí como ciudadano y periodista me causa una incertidumbre insuperable que afecta directamente en la confianza que le tenía en aquellos que se espera que sepan de que se trata el procedimiento de selección de consejeros del estamento judicial del consejo de la magistratura de Entre Ríos, porque son ellos quienes tienen una enorme responsabilidad de elegir los más idóneos para el cargo.

Cada día entiendo más la frase acuñada por un funcionario a quien aprecio por su humildad intelectual, “Debemos ser y parecer, porque la sociedad nos mira” porque no alcanza con estar preparados del derecho, sino que se también se haya aprendido a cultivar las virtudes cardinales.

Tal vez, por un lado habría que preguntarse ¿Quién o quiénes son los responsables políticos de controlar esto? ¿Quiénes controlan la forma en que se conforman los padrones? y por el otro, y porque no, sea el momento de un gesto de humildad y pensar en lo que se viene, el futuro, pero un futuro de respetuoso de las instituciones, lo suficientemente transparente desde sus inicios para generarle confianza a la sociedad. Mientras tanto la sospecha se esparce. En lo personal, no creo que los dirigentes políticos oficialistas y opositores se ocupen de pedir informes, aclarar la sospecha y en su caso, el Presidente del Consejo de la Magistratura en su rol de controlar, porque ha quedado demostrado que muchas veces no pueden organizar algo tan básico como tomar un examen en el marco del respeto de quienes rinden. Habrá que ver la manera de poner las cosas en su lugar y sencillamente, empezar por casa a cumplir la ley.

Fuente: Radio La Voz

Comentarios